El tratamiento de un queratocono depende con frecuencia de la severidad de los síntomas de queratocono. Durante las primeras etapas de la enfermedad, la visión se puede corregir con anteojos. A medida que la enfermedad progresa, es posible que necesite usar lentes de contacto rígidos, para que la luz que entra en el ojo se refracte de manera uniforme y no haya distorsión en la visión. También debe abstenerse de frotarse los ojos, ya que esto puede agravar el tejido delgado de la córnea y los síntomas pueden empeorar.

El queratocono puede ser tratado con Intacs o anillos intracorneales, unos pequeños dispositivos que se implantan en la córnea y ayudan a moldear la curva de ésta.

Model.

Tratamiento utilizado en: