Especialidades

Especialidades VISTA

EL DESARROLLO PSICOFÍSICO DEL NIÑO  El sistema visual del recién nacido está por desarrollar. Necesita que ambos ojos reciban una cantidad similar de estímulos para que el área cerebral encargada de la vista se desarrolle plenamente. Si por algún motivo se produce una alteración en la percepción visual de alguno de ellos, ocurrirá una disminución en la agudeza visual del ojo afectado, que es lo que se conoce como ojo vago o ambliopía, pudiéndose alterar la visión binocular y estereoscópica, que es la que ayuda a percibir la profundidad y el relieve. Por ello, la base de la oftalmología pediátrica es la prevención frente a antecedentes familiares y cualquier anomalía detectada, ya sea por familiares o por el servicio de pediatría.   ¿CUÁLES SON LAS PATOLOGÍAS MÁS FRECUENTES? Las patologías más frecuentes en la infancia son:
  • Lagrimeo o epífora
  • Ambliopía u ojo vago
  • Estrabismo
  • Catarata congénita
Se aconseja una revisión oftalmológica a partir de los 3 años o antes si hay antecedentes familiares de ojo vago.   ¿QUÉ PATOLOGÍAS PUEDEN DARSE EN LA OFTALMOLOGÍA INFANTIL?
  • ESTRABISMO: Es un estado caracterizado por la desviación involuntaria de los ojos como consecuencia de la pérdida de control de la visión coordinada de éstos.
Hay diferentes tipos de estrabismo: horizontales, verticales, paralíticos, malformativos, restrictivos, etc.
  • AMBLIOPÍA/OJO VAGO: Cuando un ojo es privado de su visión o la imagen que llega a su retina es muy diferente de la del otro ojo (en calidad, tamaño, forma o posición), el cerebro poco va a anulando la imagen del ojo que peor ve hasta llegar, en ocasiones, a suprimirla por completo.
  • ANISOMETROPÍAS: Se definen como el estado en que los ojos no tienen la misma refracción (graduación) con una diferencia de una dioptría por lo menos entre uno y otro. Sin corrección, esta situación lleva a la ambliopización del ojo peor por falta de un estímulo visual correcto.
  • LAGRIMEO/EPÍFORA: Es frecuente ver recién nacidos con un lagrimeo constante en uno de los dos ojos que, a menudo, se acompaña de una secreción mucosa e incluso con pus, y de enrojecimiento de los párpados. La causa más frecuente es una obstrucción congénita del conducto que une el ojo con la nariz.
  • AMETROPÍAS ALTAS: Las altas miopías, hipermetropías y grandes astigmatismos son defectos refractivos que deben diagnosticarse precozmente por las consecuencias que pueden conllevar.
  • CATARATA CONGÉNITA: La opacificación del cristalino también puede ocurrir en el infante. la intensidad de la catarata es variable y nos da la pauta a seguir en cada caso. Es muy importante poder detectarla cuanto antes.